Los dueños de ranchos regresan después de los incendios forestales en California dejando 29 cadáveres de animales al no tener tiempo de salvarlos.

Propietarios de ranchos que se vieron obligados a abandonar decenas de caballos cuando los incendios arrasaron con sus propiedades el martes regresaron una vez que las llamas pasaron y encontraron a casi todos los animales muertos.

El Rancho Padilla estaba directamente en la zona de peligro de Creek Fire, uno de los más grandes de los cinco que han estado azotado la región. Otros dos se formaron el jueves cuando los extenuados bomberos lucharon contra las llamas en expansión.

A las 3:43 am del martes, los propietarios del rancho, que viven en la colina, se despertaron y fueron obligados a evacuar por los bomberos que les dijeron que se fueran sin dudarlo.

En el proceso, tuvieron que dejar atrás los 60 caballos que cuidan en nombre de sus dueños en los establos cercanos. Cuando regresaron, encontraron que 29 habían muerto.

 

Su sombrío regreso al sitio y el devastador descubrimiento de los cadáveres de los animales fueron capturados en desgarradoras fotografías el miércoles.

La dueña del rancho, Patricia Padilla, dijo que se resistía a dejar a los animales, pero no tuvo otra opción porque su propia vida estaba en riesgo.

Fuente:dailymail