El Imperio Inca. El más extenso de la historia precolombina en América. Con aproximadamente 2 millones y medio de kilómetros cuadrados de extensión en su máximo apogeo y cerca de 16 millones de habitantes no es raro que aún en nuestros días sea posible encontrar vestigios de esa maravillosa civilización.

 

Tal es el caso de la ciudadela encontrada por cuatro expedicionarios independientes en medio de la selva de Cusco, según informa el diario “Correo”.

Muros, terrazas, incluso viviendas; los cuatro hombres  pudieron constatar  al existencia de todo tipo de construcciones parecidas a aquellas de la civilización inca. “Nosotros lo llamamos ‘la Ciudad Perdida’, aunque esperamos que los profesionales puedan decirnos cómo se llama de verdad y contarnos exactamente de qué se trata”, comentó el alcalde del centro poblado de Qorimayo, Javier Alegre, que sugirió que el lugar podría tratarse de Paititi, una mítica urbe perdida en los Andes.

La coordinación de la expedición corrió a cargo del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado de Perú (SERNANP) y la Dirección Descentralizada de Cultura del Cusco. Hasta ahora, no ha habido informes de expertos sobre la procedencia de la misteriosa ciudadela en el corazón de la jungla peruana.

Sin duda se trata de un descubrimiento que dará mucho de que hablar. Conocer nuestro pasado nos ayudará a comprender nuestro presente y prepararnos para el futuro.

 

Fuente: porquenosemeocurrioantes.net