Nace primer bebé de útero trasplantado
Nace primer bebé de útero trasplantado

La revista médica The Lancet publicó una investigación realizada en un hospital de Brasil.

Se trata del primer bebé nacido, en un útero trasplantado a partir de un donante fallecido.

El éxito del alumbramiento podría aumentar las opciones de concebir para las mujeres con problemas de fertilidad uterina.

“LA CESÁREA OCURRIÓ EL 15 DE DICIEMBRE DE 2017, CERCA DE LA SEMANA 36 DE GESTACIÓN. LA BEBÉ PESABA 2550 GRAMOS AL NACER, APROPIADA PARA LA EDAD GESTACIONAL”

Se lee en la revista.

El trasplante uterino se realizó en septiembre de 2016 a una mujer de 32 años con ausencia uterina congénita (síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser [MRKH]).

El útero era de una donante que falleció por hemorragia subaracnoidea a la edad de 45 años.

La donante tenía tres partos vaginales previos.

¿Cómo fue el proceso del nacimiento?

A la receptora del trasplante se le implantó el útero mediante una cirugía.

La cuál duró más de 10 horas, en que la que el órgano donado se conectó a sus venas, arterias, ligamentos y canales vaginales.

Tras siete meses en que la paciente no rechazó el nuevo órgano y tuvo la menstruación, se le introdujeron los óvulos fecundados que dieron lugar a un embarazado común.

La primera menstruación ocurrió 37 días después del trasplante, y posteriormente  (cada 26-32 días) de manera regular.

El bebé fue una niña sana que nació por cesárea a las 35 semanas y tres días y pesó unos dos quilos y medio.

Tras el parto, el útero se extrajo sin que se encontrase ninguna anomalía, y tres días después la madre y la pequeña recibieron el alta médica.

Posibilidades a futuro gracias a un útero trasplantado

El éxito logrado mediante esta nueva técnica, se llevó a cabo en el Hospital das Clínicas, de la Universidad de Sao Paulo.

Y supone también el primer trasplante uterino en América Latina.

El cuál podría aumentar la disponibilidad de donantes y las posibilidades de las mujeres de quedarse embarazadas.

Con anterioridad y sin éxito se habían realizado otros diez trasplantes de útero de donantes fallecidos en Estados Unidos, la República Checa y Turquía.

ESTE ES EL PRIMERO EN DAR LUGAR A UN BEBÉ VIVO Y SANO DESPUÉS DE UN AÑO.

Casos fallidos anteriormente

Se habían intentado en otras 10 ocasiones embarazos en un útero de una donante muerta, pero o no se lograron o acabaron en un aborto involuntario.

En el caso de donantes vivas, la tasa de éxito es mayor.

Hasta 11 bebés han nacido en el mundo gracias a un útero trasplantado. En ocasiones la donante era la propia madre de la receptora.

Fuente: MuyInteresante