El presidente Donald Trump usó su primer Informe de Gobierno para detallar su acuerdo de reforma migratoria, en el que urge al Congreso a limitar la migración por lazos familiares. El mandatario llama a acotar las residencias a parientes directos: esposa (o) e hijos. Ese es uno de sus cuatro pilares migratorios, dijo.

 .

Además ofrece una larga vía a la ciudadanía para 1.8 millones de ‘dreamers’ o ‘soñadores’ –inmigrantes indocumentados traídos al país cuando eran niños– a cambio de un mayor gasto en seguridad fronteriza y grandes recortes en los niveles de inmigración legal.

Trump utilizó su discurso para enmarcar la lucha sobre la inmigración como una gran lucha por la seguridad de los estadounidenses, diciendo que las políticas de las administraciones anteriores “han causado la pérdida de muchas vidas inocentes”.

“Mi deber, y el deber sagrado de cada funcionario electo en esta Cámara, es defender a los estadounidenses: proteger su seguridad, sus familias, sus comunidades y su derecho al ‘sueño americano’. Porque los estadounidenses también son soñadores”, dijo Trump.

El trato de Trump ofrece un camino de 12 años hacia la ciudadanía para los ‘dreamers’ que, además de ser traídos a Estados Unidos cuando eran niños, deben cumplir con ciertos requisitos de educación y trabajo.

A cambio, Trump describió los ‘cuatro pilares’ de la reforma migratoria:

  • Asegurar completamente las fronteras de la nación.
  • Poner fin a la práctica de ‘capturar y liberar’, que se refiere a permitir que los inmigrantes indocumentados salgan de los centros de detención mientras sus casos son escuchados por un juez.
  • Finiquitar la lotería de visas para países con poca representación.
  • Establecer un sistema de inmigración legal basado en el mérito, que ponga fin a la reunificación familiar o la llamada ‘migración en cadena’, limitándola al cónyuge y a los hijos del solicitante.

Además, en un golpe aparente al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA), Trump declaró que “la era de la rendición económica ha terminado por completo”.

Le dijo al Congreso que los estadounidenses esperan que sus acuerdos comerciales sean justos y recíprocos.

“Trabajaremos para arreglar los malos tratos comerciales. Protegeremos el comercio, el trabajo y la propiedad intelectual de los Estados Unidos”, dijo, refiriéndose a las pláticas con México y Canadá para modernizar –o quizás romper– el tratado.

Trump usó su discurso para argumentar que su primer año en el cargo fue ‘un enorme éxito’, y señaló la continua disminución de la tasa de desempleo, un gran recorte de impuestos y recortes en las regulaciones federales.

Fuente:diariomx