Solo 40 segundos dura un video que se ha convertido en un fenómeno en las redes. El protagonista es un can con su dueño en una playa australiana, lo más sorprendente de esta dupla es el animal, que sin duda se ha convertido en el perro más veloz en la faz de la tierra.

Es que la competencia entre un perro en Australia, con la velocidad que va su amo en una lancha es sorprendente, puesto que el cachorro es capaz de superar la velocidad a la que va su amo.

Texto tomado de UPSOCL